Columnist shares jokes in her native language with her dad for Father’s Day

Chistes y AdivinanzasThis is for the Spanish readers. This Sunday is Father’s Day.  I’d like to share some of the riddles and jokes that my father and I have collected over the years.  A sense of humor must be genetic.  I’m the only one of my brothers and sisters that is a walking joke encyclopedia, same as my dad.  We share such a similar personality that sometimes we can’t be in the same room with each other but at other times we are closer than my other siblings are to him. I wish I could be there to give him a hug but I can’t so I’ll call him and send a gift (photo album of Andy). Unfortunately for the non-Spanish speakers most jokes can’t be translated, the humor gets lost in translation.

   Adivinanzas:

P (pregunta): – ¿Cuál animal anda con una pata?

R (respuesta): El pato.

 

P: ¿Qué hace una manguera en la calle?

R: vende mangos

 

P: ¿Qué hace un agujero en la calle?

R: vende agujas.

 

P: ¿Por qué se enojaron las señoras del pueblo con el hombre que vendía palas y chile en la calle?

R: Porque gritaba, “Chile verde, palas viejas!”

 

P: ¿Cuál animalito anda con las patas en la cabeza? 

R: El piojo.

 

P: ¿Cuántas estrellas hay?

R: cincuenta (“sin cuentaporque no tienen cuenta).

P: Cincuenta pollos metidos en un cajón. ¿Cuántas patas y picos son?

R: Son cuatro patas y dos picos porque sólo metí dos en un cajón (no metí cincuenta).

 

José: Hay cincuenta y unas vacas. Todas tienen dos cuernos y sólo una tiene cola. ¿Cuántos cuernos y colas son? 

Juan: Ciento dos cuernos Y una cola.

José: ¡Que sientes dos cuernos y una cola!  ¡Quítense que hay viene el diablo!

   Ahora siguen los chistes.  Algunos chistes se tratan de “mojadoscuando cruzan la frontera. Hay veces que la gente se ofiende si contamos algun chiste de mojados cruzando la frontera, pero como yo también pasé dos veces de mojada no me ofiendo ni deben sentirse si cuento un tal chiste.

   Cruzando la frontera por el desierto, cansados, con hambre y sed, Juan y José miraron un rancho con un letrero en frente de la casa que decía “For Sale, no lease (se vende, no se renta).  Dice Juan: Vamos, Compadre. A ver si nos dan un vaso de agua y comida.”  Tocaron en la puerta pero nadie abrió.  Tumbaron la puerta, se metieron, tomaron agua y se acostaron a dormir un rato en el suelo.  Al rato paso la migra y miraron la puerta tumbada. Se metieron y vieron a Juan y José muy dormidos.  Dijo un oficial, “levanten, usted son arrestados por trespasar!”  Dijo José, “No estamos traspasando, tenemos permiso.”  “¿Cuál permiso?” preguntó el oficial. José contestó, “Mire el letrero afuera. Dice, “fórzale, no le hace.”

 Hay oro cuento de dos amigas, la Tina y la Toña que vivian en Juarez.  Un día dijo la  Tina, “Toña, ¿por qué no le hacemos la lucha de cruzar el puente caminando como lo hacen miles de otros.  No revisan a todos. A ver si nos toca suerte.” Dijo la Toña, “Bueno, pero ve en frente de mi para que no nos sospechen. Yo tengo miedo. Te miro y le hago como tu le haces.”  Hací fue. Fueron caminando al puente de El Paso y la Tina caminaba por frente.  Caminaba con tal confianza que ni la pararon para revisarle los papeles y entró a los Estados Unidos.  La Toña venía unos pocos pasos detrás de ella pero caminaba con tanto miedo y miraba a todos lados.  Un oficial la paró y al pedirle los papeles le pregunto, “Oye, ser tu Latina?” Contestó Toña, “No, Señor. Yo soy la Toña. Allá va la Tina. EY, TINA, TE HABLAN!” le grito Toña.

  Bueno, es todo por hoy. Hay muchos mas en mi colección.  Si quieren que se los cuenten escríbanme.    maggiechoi2@netscape.net